Bernie, de pesar 110 kilos, a ganar en la isla

Cuesta imaginarse a Bernardo “Bernie” Maldonado, el ganador de la Maratón de la Playa, pesando más de 110 kilos. Pero ocurrió y esta nota da cuenta de ello.

Trabajar al lado de Enrique Rodríguez, el concordiense director de Deportes Villa Adela, es como hacerlo ante un libro gigante sobre el atletismo de nuestro país producto de haber estado presente en millares de eventos apoyando al deporte. Todos los atletas lo conocen y todos los saludan. Feliz porque su hija Greta Victoria había ganado por segunda vez consecutiva los 5 km. de la Maratón de la Playa, después de cada “flayaso” nos va dando detalles de cada uno de los atletas que iban arribando a la meta. Su nombre, procedencia y hasta algún dato de color.

Esto nos llevó a esta nota al estilo DD que buscamos pueda ser un ejemplo para muchos y está relacionada a Bernardo Maldonado, el cordobés ganador de la 32ª edición de la Maratón de la Playa y los $ 20.000 que había como premio mayor. El propio Enrique nos presenta al atleta quien, en el medio de la premiación, nos confirma su peso cuando pisaba los 18 años. Y uno ve a este joven atleta de apenas 24 años, con mucho físico de maratonista y no se lo imagina con casi 40 o 50 kilos más. “Si. Era muy ancho y de a poco comencé a bajarlos” nos dice este muy amable cordobés. El método “primero sólo bicicleta y después me enganché con esto de las maratones” comenta el cordobés previo a recibir su cheque por haber sido el ganador.
Para completar la nota el propio Enrique nos acerca algunos datos de la historia de Bernie que deben servir a varios chicos y grandes abrumados por el sobrepeso.

Bernie contó a medios especializados del atletismo que “a los 17 años, después de sufrir bullying en el secundario supe que debía dedicarme al deporte”, el que, al final de cuentas, le quitó más de 40 kilos pero le devolvió la vida.

Infografía del propio Bernie sobre sus cambios. Sobran las palabras.

“La gota que rebalsó el vaso fue luego de mi cumpleaños número 18, terminé inconsciente luego de beber demasiado alcohol. El padre de mi mejor amigo tuvo que traerme a mi casa, me recibió mi mamá llorando, fue horrible. Luego de eso a la semana dejé mis estudios en ciencias económicas, tenía tiempo de sobra y la forma de escaparle a la situación de angustia la encontré a través del ejercicio físico”.

La bicicleta fue su comienzo aunque sólo para tratar de bajar algunos kilos. pero “comencé a correr por una invitación de mi primo Matías, pero prontamente fui tomándole el gusto y corriendo prueba que se me presentaba. Fui acumulando triunfos y trofeos pero aún quedaba el problema del sobrepeso”.

Berni combinaba entrenamientos de fondo con trabajos de pista y mucha bicicleta para bajar de peso además de una buena alimentación. Su estado de forma empezó a tener correlación con sus competencias, mejorando mucho en poco tiempo. Al respecto, dice que “el poco tiempo que llevo corriendo hizo que mejorara muy rápidamente. Eso me entusiasma y más tiempo le dedico a entrenar, cuando uno más entrena, más resultados encuentra”.

Así que lo ganó el running con lo que también abandono el rugby que jugaba a los 17 años deporte que le dio a su grupo de amigos con el que aún mantiene contacto y le enseñó la disciplina.

Hoy Bernie pesará unos 65 kilos y en la noche uruguayense corrió los 10 kilómetros de la Maratón de la Playa en 30 minutos aunque también tiene una marca de 29:54 que lo avalan como maratonista de futuro y ha corrido todas las distancias posibles.

Con sueño olímpico
Pero lo de Bernie no termina sólo en esto; sueña con ser uno de los deportistas importantes de nuestro atletismo y los Juegos Olímpicos son una de esas obsesiones. Y poder estar en los Juegos de Río fue el empujoncito que necesitaba para encarar su carrera en forma definitiva. De Brasil volvió con una frase que acentuó su espíritu de competencia. “Convencete de que vos también podés ser olímpico, podés vivir lo que está viviendo Vivi”, le dijo Marcelo Fabricius al ver a Viviana Chávez en acción en la maratón de la cita brasileña.

Hoy alterna sus estudios de nutricionista con los entrenamientos en la misma manera que alimenta sus sueños de maratonista internacional. Ya vistió la casaca celeste y blanca aunque siempre ira por más. En el medio de eso se dio un tiempito para venirse a la Isla y quitarle, de un plumazo, la condición de grandes favoritos a los concordienses Enrique Costa e Ignacio Valín.

Agradecemos a Enrique Rodríguez por los datos brindados, por su amabilidad y la foto principal que ilustra esta nota.

Fotos y fuente: Deportes Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Nos conectamos?
Hola! como estas?, nos escribís? te leemos!!
Radio Total Concordia.