Dos concordienses en el Vivo Verde de la Liga De Desarrollo

En la continuidad del ciclo de entrevistas donde participan los jugadores y ex jugadores del plantel de la Liga De Desarrollo del Club Estudiantes de Concordia, los protagonistas del décimo segundo capítulo fueron los concordienses Lucas Noguera y José Siebzehner.

Los dos jugadores nacidos en la cuna del Verde, mantuvieron un diálogo con la prensa del club sobre su experiencia vistiendo la camiseta que representa a la ciudad de Concordia más que cualquier otra, ambos tuvieron experiencias similares debido a que tuvieron sus primeros contactos con la institución desde muy temprana edad, y así también, tanto Lucas como José, decidieron abandonar la cancha para continuar sus estudios fuera de la ciudad.

“Mi familia siempre estuvo ligada al club desde mi abuelo, que llegó a ser uno de los presidentes del club. Tanto mis tíos como mis primos y yo estuvimos en contacto con el club de una manera u otra practicando alguna disciplina. Desde chico siempre elegí básquet, arranqué a los 5 años. Mi viejo jugaba y yo siempre estaba ahí dando vueltas hasta que tuve la edad. Sigo enamorado del deporte, si bien no lo juego como antes y es más un hobbie, sigo todos los partidos y ligas, tengo una pasión inmensa» manifestó Lucas Noguera durante los primeros minutos de la transmisión vía Instagram Live.

Posteriormente, se refirió a sus vivencias luego de las formativas: “fui parte del equipo que ascendió del TNA, también del primer equipo de Liga, todavía no se jugaba la LDD. Más allá de que a mí me tocaba viajar con el equipo, acompañar y vivir esa linda experiencia, en LDD iba a jugar más, a competir con chicos de mi edad y con mis compañeros, por eso me uní”. Además, agregó que fue difícil tomar la decisión de dejar el plantel para comenzar la carrera universitaria de Kinesiología: “sentía que estaba tocando el cielo con las manos, pero pensando me di cuenta de que no había dado el salto de calidad que tenía que dar para poder llegar a ser un jugador profesional, pensé en mi futuro y me pareció mejor estudiar”.

Luego de contar algunas anécdotas que vivió junto al plantel y sobre su vida actual, expresó sus sentimientos por el club que creció a su par: “yo iba al club desde que era una cancha de cemento, ver que sigue de pie, que esté cada vez mejor me genera mucho amor y disfruto de estar ahí adentro. Es mi segunda casa o hasta la primera, viví un sueño ahí adentro. Elegí el número uno en la camiseta para ser el que recibía a mis compañeros, a mi tío que en ese tiempo era la mascota del club, me sentía en familia».

El segmento final de la entrevista estuvo dirigido a José Siebzehner, quien compartió equipo con Lucas y contó fueron sus primeros pasos en el deporte: “mi viejo siempre fue del básquet así que prácticamente nací y me dieron una pelotita. Él fue dirigente de Estudiantes en su momento, en la década del 80 cuando jugábamos Liga A antes que ahora, pero después se alejó un poco del club, así que yo arranqué a jugar en el Club Ferrocarril hasta los 12 o 13 años que mi viejo se volvió a involucrar en el club. Por decisión propia decidí cambiarme y quedarme en el Verde».

Además, en cuanto a su experiencia formando parte de un equipo que comenzaba a disputar su primera participación en la Liga de Desarrollo, el joven de 22 años expuso: «el primer año de Liga, cuando ascendió Estudiantes, todavía no existía una estructura armada para traer chicos de afuera, éramos solamente nosotros y empezamos a formar parte del plantel profesional. Durante la primera LDD, que era algo nuevo para todos, el club no tenía la estructura definida para los jugadores juveniles, se dio por descarte que juguemos los que estábamos. Al empezar a sumar minutos y jugar en LDD, teníamos roce con pibes de nuestra misma edad y nuestro físico, eso nos motivaba a que sigamos entrenando y metiéndole para adelante».

Hacia el final del capítulo, declaró las razones por las que abandonó el plantel: “ya en la segunda temporada que jugué la LDD me encontré con rivales físicamente mucho más duros, que estaban mucho mejor que yo. Eso fue chocarme con la realidad, me di cuenta de que si quería dedicarme al profesionalismo tenía que cambiar muchísimos hábitos así que fue decisión mía irme a estudiar»

Por último, José hizo alusión a las emociones que lo inundan cuando de Estudiantes se trata: “los sentimientos siempre son de cariño, de amor. Lo heredé: mi viejo sigue ligado al club como dirigente y todos los días se dedica a eso, está pendiente de todo y compartimos ese sentimiento. Tengo muchísimos recuerdos no sólo dentro sino desde afuera de la cancha, viví sensaciones que son difíciles de explicar, experiencias realmente únicas» concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Nos conectamos?
Hola! como estas?, nos escribís? te leemos!!
Radio Total Concordia.