El campeón argentino que reparte su tiempo entre el triatlón y el estudio universitario

Eduardo Pelichero tiene 20 años, nació en Concordia, donde vive y estudia en una Facultad de la Universidad Nacional de Entre Ríos. Recientemente, en el Campeonato Argentino de Triatlón realizado en Salta, se consagró campeón en la clase de 20 a 24 años (con un tiempo de 1 hora, 2 minutos y 24 segundos).

El joven se reconoce como admirador de Oscar Galíndez, el entrerriano múltiple campeón en pruebas combinadas que este viernes recibirá un reconocimiento especial a su trayectoria en el Centro de Información Turística de Concordia, en el contexto del Half Triathlon Concordia.

“La verdad que este deporte lo hago como una forma de vida”, reconoce en una extensa entrevista con @3200deportes donde también destacó que, fuera del deporte, su máxima admiración es para su papá, que lo acompaña en cada incursión para competir y entrenar.

Familiero destaca: “Mi familia es muy importante” y por eso, ante la consulta de con quién se sentaría a tomar hoy en día un café, responde: “con alguno de mis abuelos”. Incluso, reconoce como su comida favorita: “a las empanadas caseras de mi abuela”.

Eduardo practicó básquet desde los 5 años, hasta los 16/17 cuando empezó con las pruebas combinadas. De las canchas del Centro Ex Alumnos Capuchinos, el joven pasó a un entorno más natural: el lago de Salto Grande y la costanera de Concordia, combinados con un natatorio.

“Comencé, a fines de 2017, después que dejé de jugar al básquet, a hacer natación y gimnasio. A medidas que empezó el 2018 sumé la disciplina de ciclismo y pedestrismo. De a poco, fui combinando las tres disciplinas”, destacó.

Reconoció que, del básquet, recibió enseñanzas que hoy lo marcan. Creo que, más que nada, en el básquet hay valores. Obviamente es distinto porque uno es un deporte individual y el otro es grupal, pero hay valores que la escuela de básquet que te enseña y que aplicados al entrenamiento son muy importantes. Por ejemplo, la constancia, la dedicación, el esfuerzo, el convencimiento de que uno puede ponerse una meta y cumplirla”, resaltó.

Además de competir y entrenar, Eduardo está estudiando para Contador Público Nacional en la Facultad de Ciencias de la Administración de la UNER: “se hace un poco complejo repartir el tiempo entre entrenar y estudiar pero intento repartirlo entre un 50 y un 50. Se hace difícil pero creo que se puede, con ayuda. Con un apoyo se puede”.

A continuación, el mano a mano una mañana de abril en plena costanera de Concordia y previo a una jornada de entrenamiento que comenzó a las 8:30 con el trote.

-¿En qué momento o cuándo notaste que podías combinar las 3 disciplinas?

-En un principio no tenía la seguridad de que me vaya a gustar hacer las 3 disciplinas combinadas pero, a medida que pasaron los entrenamientos y con algunas pruebas de ir al lago y tirarme a nadar, después subirme a la bici y hacer una transición para bajarme a correr, me fui sintiendo cómodo y me di cuenta que podía hacer las 3 cosas juntas.

-¿De las 3 disciplinas, hubo alguna que fue nueva o que no tenías tanta experiencia?

-Sí, la disciplina que más me costó, porque básicamente arranqué de cero, fue la natación. Yo había ido cuando era chico, más que nada para aprender a nadar, y por un año. Después, correr me salía prácticamente natural. Por ahí es cierto que cambiaba la intensidad, respecto a lo que hacía antes, pero corriendo no tenía problemas. Y en la bici era una incertidumbre, pero una vez que arranqué me sentí muy cómodo y de hecho es la disciplina que más me gusta.

-¿Qué cosas, de lo que hiciste antes en el deporte, te sirvió o incorporaste para el triatlón?

-Creo que en el básquet, que hice desde los 5 años, hay valores. Obviamente es distinto porque uno es un deporte individual y el otro es grupal, pero hay valores que la escuela de básquet que te enseña y que aplicados al entrenamiento son muy importantes. Por ejemplo, la constancia, la dedicación, el esfuerzo, el convencimiento de que uno puede ponerse una meta y cumplirla.

-¿Cuando competís, estás sólo o también probaste en postas?

-Lo he experimentado sí. He competido en postas pero en competencias como el Desafío del Lago, el Trilago. Individualmente he hechos carreras de duatlón, triatlón y el acuatlón.

-¿Y a la hora de entrenar, cómo lo hacés?

-Los entrenamientos van variando. Por ahí este último año, con toda esta situación del COVID-19, prácticamente entrené sólo. Fueron muy pocas las veces que pude entrenar un grupo. Yo pertenezco a un grupo que es “Dxtria” donde está mi entrenador, Carlos Regner, que tiene un grupo. A veces nos juntamos para salir a andar en bici, para ir a correr también. Venimos acá a la a costanera. La verdad que me siento cómodo haciendo las dos cosas: entrenando sólo y en el grupo. Las dos sirven.

-¿Qué es Concordia para el triatlón, hay mucha actividad?

-Sí, seguro. De hecho, Concordia tiene nivel. Ahora fuimos a la final del Campeonato Argentino. Éramos 4 concordienses que pudimos ganar nuestra categoría. Y atrás de eso, hay grupos que lo practican, muchos corredores. Si uno se fija en el Campeonato Entrerriano, mucho de los que andan bien son de Concordia así que creo que está muy bueno que sea sí.

-En cuanto a instalaciones, espacios naturales, infraestructura, ¿cómo ves a Concordia?

-Está en uno saber aprovecharlo. Por ejemplo, de pronto los natatorios están, después sino de pronto uno tiene para ir a nadar al Lago o venir al río a nadar. En cuanto a la bici, generalmente, vamos hacia el Lago. Esa es la ruta que hacemos. Después, para correr, tenemos la pista, yo suelo venir a la Costanera, también tenemos San Carlos. Así que yo creo que, en cuanto a infraestructura, hay. Eso es muy bueno.

-¿Por el contexto y el resultado final, el Argentino fue la competencia más importante para vos hasta este momento?

-Sí, sin dudas fue el resultado más importante y la verdad que la carrera también fue importante. Por ahí no se me dio la carrera que esperaba, obviamente era un terreno que no conocía y la carrera fue un poco dura, pero el resultado sin dudas fue el más importante que he tenido hasta ahora.

-¿Qué propósitos, objetivos te vas trazando?

-A partir de ahora, a corto plazo, me gustaría culminar el Campeonato Entrerriano de Triatlón. Ver en qué posición quedo y después poder hacer la prueba sprint del Half Triatlón Concordia. Luego, encarar lo que queda del año: esperemos que se pueda hacer el Duatlón, tanto el provincial como el que organiza la ACPC acá en Concordia.

Después pensar en el próximo verano, ver qué carreras hacer. Hasta ahora estoy haciendo una distancia sprint y quizás me gustaría probar con una distancia un poco más arriba, una olímpica o estándar. Esas son las expectativas, por ahora.

-Por tu evolución lógica de edad y la práctica del deporte, todavía no alcanzaste un techo.

-No, seguro. Yo lo arranqué bastante joven, aunque es cierto que algunos lo arrancan aún antes. Yo arranqué a los 17 años. Por lo que he hablado, la mayoría de los deportistas alcanzan el techo entre los 30 y 35 años. Me queda muchísimo por mejorar, sin dudas.

-Hablaste del grupo de entrenamiento, del buen nivel de los triatletas locales pero ¿qué importancia tienen lo que están atrás: familia, amigos, los que te empujan a seguir?

-Para mí es lo más importante. Sin el apoyo de la familia para mí uno no puede ir para adelante. Lo que yo hago no lo podría hacer sin el apoyo de mi familia. Obviamente, después en los entrenamientos y la carrera, depende de mí. Sin dudas el apoyo familiar cuenta.

-¿Te gustaría contar con más apoyo externo, de instituciones u organización?

-Sí, por un lado me apoyan pero quizás me gustaría que nos apoyen un poco más. Por ejemplo, para ir a una final de Campeonato Argentino fijate que tuvimos que ir a Salta, es un viaje largo, de muchos gastos y sí la verdad que vendría bien un apoyo. Pero bueno, la situación se da así y creo que uno tiene que aceptarlo y hacer lo que se puede con lo que hay.

-¿Cómo repartís tu tiempo porque prácticas, competís pero también estudiás?

-Sí, es cierto. Estoy estudiando, en la UNER, la carrera de Contador Público. La verdad que se hace un poco complejo, repartir el tiempo entre entrenar y estudiar pero intento repartirlo entre un 50 y un 50 que me quede para entrenar y también para estudiar, ir avanzando en la Facultad. Se hace difícil pero creo que se puede, con ayuda. Con un apoyo se puede.

-¿Para los más chicos, qué les dirías si quieren iniciarse en las pruebas combinadas?

-El triatlón es un deporte muy lindo, hay que saber llevarlo. Te hace muy bien para la salud, el ambiente es muy bueno, muy tranquilo y nada más que a los más jóvenes decirles que confíen, que todos arrancamos desde cero, no es que uno nace sabiendo. Es más, yo tengo sólo 3 años en esto y me falta muchísimo por aprender. Es un constante aprendizaje. Deben confiar en sus capacidades y arrancar con este deporte.

Fuente y fotos: “3200, el código del deporte”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Nos conectamos?
Hola! como estas?, nos escribís? te leemos!!
Radio Total Concordia.